Qué ver en Ginebra: Visita de 1 día

Ginebra Reloj Suizo

¿Alguna vez has tenido que pasar la noche en un aeropuerto? Mi primera vez fue cuando conseguí un vuelo de Madrid a Praga con escalas de 8 horas tanto de ida como de regreso en Ginebra, una ciudad que prácticamente tiene un pie puesto en Suiza y el otro en Francia.

Durante la escala de ida no había tenido la oportunidad de conocer nada de Ginebra, ya que era una escala nocturna y no me quedó más que llegar al aeropuerto internacional (GVA) y empezar a buscar un rincón "cómodo" en donde pasar la noche.

Dormir en el aeropuerto de Ginebra
5 estrellas en el aeropuerto de Ginebra

Sin embargo ahora que venía de regreso tenía 8 horas libres para recorrer la ciudad como me lo había propuesto, caminando, a pie, a pata, a patín...  a propósito ¿cómo le dicen en tu país?


8 Horas en Ginebra: Relojes, navajas y un jet de agua


Empecé por ir en busca de mi tiquete de transporte público gratis para ir desde el aeropuerto hasta el centro de Ginebra. Sí! En el aeropuerto de Ginebra puedes tomar un tiquete gratis válido por 80 minutos para usar el transporte público, algo excelente para empezar, teniendo en cuenta que Suiza es uno de los países más caros de Europa y siempre querrás ahorrar.

Tomé un tren hasta el centro y desde ahí empezó mi caminata.


El Jet d'Eau o Chorro de Agua del lago Lemán

Después de caminar por las calles y ver la elegante pero típica arquitectura europea llegué al Lago Lemán y tengo que decir que pocas veces había visto un lago tan azul en medio de una ciudad de Europa. Pero eso no es todo, el lago además tiene algo en particular, el distintivo Chorro de Agua o Jet d'Eau (en francés) que dispara el agua a 140 metros de altura, algo que simplemente no puedes ignorar.

Jet d'Eau o Chorro de Agua en Ginebra
Los cisnes siempre decoraron el lago y al fondo se puede ver la magnitud del Jet d'Eau

Es impresionante cuando comparas la altura que alcanza el chorro de agua con el tamaño de los barcos que pasan cerca de su origen y las casas al fondo. Aquí me detuve por un rato, hipnotizado por la caída del agua y el ambiente fresco que se siente alrededor del lago Lemán.

El Reloj de Flores y el monumento Brunswick

Otra de las cosas que llaman la atención cerca al lago es el Reloj de Flores, del cual se dice que tiene colores distintos dependiendo de la estación del año, ¿alguien lo puede comprobar?

Reloj de Flores de Ginebra en verano
Los colores del Reloj de Flores en verano

Este reloj confirma algo que me gustó de Ginebra, la mezcla y armonía perfecta entre la ciudad y sus tradiciones con el color de la naturaleza. Suiza como muchos sabrán es un país conocido por sus relojes.

Del otro lado se puede ver una construcción de arquitectura muy llamativa que sobresale con respecto a los alrededores. Es el monumento dedicado a el Duque Carlos II de Brunswick, un personaje que al parecer aportó mucho a la ciudad y ésta decidió construir este mausoleo en su honor.

Monumento Brunswick
Las esculturas de leones siempre hacen ver mejor todo lo que las rodea, ¿no te parece?

La Catedral de San Pedro

Caminando un poco más por calles orgullosamente llenas de banderas de Suiza y de Ginebra llegué a la catedral, el edificio religioso más importante de la ciudad.

Catedral de San Pedro en Ginebra
La catedral es bastante grande y no tiene nada que envidiarle a cualquiera de capital europea
Catedral de San Pedro en Ginebra
La catedral por dentro es algo conservadora pero no deja de impresionar
La Catedral de San Pedro es patrimonio europeo y su arquitectura es espectacular, eso sí, en Europa siempre encontrarás una catedral más impresionante y más grande que la anterior, la competencia es dura cuando tienes a Notre Dame en París, la catedral de Milán, la Sagrada Familia en Barcelona y la lista sigue.

El Parc des Bastions y el banco más largo del mundo?

Al parecer a Ginebra le gusta llamar la atención con sus curiosidades. Luego de recorrer el área de la catedral me dirigí a el parque principal de la ciudad pero antes de llegar me encontré con el banco más largo del mundo, o por lo menos eso dicen muchos en Internet. Con 120 metros de largo es otra de esas cosas que hacen de Ginebra un "banco" de curiosidades.

El banco más largo del mundo
Desde aquí se tiene una buena vista del Parc des Bastions y no hay excusa para no sentarse
Parc des Bastions
En el parque, gente de todas las edades se reúne para jugar ajedrez o damas a gran escala

Navajas y relojes suizos, no podían faltar

Después de haber visto lo principal de Ginebra y de caminar mucho, me encontré en una calle comercial varias tiendas de las famosas navajas suizas. Me recordaron a mi papá que es un aficionado a ellas, debe ser porque sacan el MacGyver que los hombres llevamos dentro, o casi todos.

Navajas suizas
Las famosas navajas suizas a precios suizos. Muy caras.
Relojes suizos
Varias tiendas de marcas de relojes suizos en la misma calle

En conclusión...

El Viajero Tricolor Ginebra
Con las banderas de Suiza y Ginebra al fondo

Ginebra es una bella ciudad en donde no hay muchas atracciones turísticas en comparación con otras ciudades europeas, sin embargo la verdadera atracción es recorrerla y disfrutar de su espíritu calmado y su armonía.

El Viajero Tricolor Facebook

Te gustó Ginebra y este post? Suscríbete para recibir gratis todas las novedades y los mejores tips de viaje en tu correo y compártelo con tus amigos viajeros. Buen viaje y hasta pronto!

Anterior
Next Post »