El Palacio de Topkapi, el cofre del tesoro de Estambul

Palacio de Topkapi en Estambul

Una daga de precio incalculable, uno de los diamantes más grandes del mundo, un salón sagrado lleno de tesoros religiosos, arquitectura colorida e impresionante y mucho más, todo esto fue lo que me encontré en el Palacio de Topkapi, una de las visitas obligadas en Estambul que a su vez es una visita obligada en Turquía.

Aunque hay mucho más para ver y hacer, el Palacio de Topkapi es uno de los tres lugares que no te puedes perder si estás en Estambul, los otros dos son la Mezquita Azul y Santa Sofia. Aunque son lugares que por lo general estarán rodeados de turistas simplemente no podrás ignorarlos ¡y no debes hacerlo! Ya verás por qué.

Recorriendo el palacio por la mañana

Como es de costumbre, antes de llegar a Estambul había estado buscando en Internet toda la información necesaria para planear mi viaje como Dios manda y había visto que era muy importante escoger bien el orden de las visitas a los monumentos, ya que las filas para entrar se pueden hacer eternas. Por esa razón decidí empezar por Santa Sofia (Hagia Sophia) temprano en la mañana cuando aún no había fila para entrar, donde compré la tarjeta Museum Pass con la que descubrí que ahorraría dinero y tiempo al no tener que hacer filas.

Para saber cómo ahorrar al máximo en tu viaje a Estambul haz click aquí.

Al salir de la mezquita me dirigí al área que acoge al palacio en donde tuve que hacer una pequeña fila para pasar por los controles de seguridad, muy comunes por todo Estambul desde que ocurrieron los atentados terroristas en la zona turística de Sultanahmet. Una vez adentro recorrí el camino hacia la Puerta de la Acogida, muy fácil de reconocer por sus dos torres puntiagudas.

Puerta de la Acogida del Palacio de Topkapi
La Puerta de la Acogida es la que da acceso al patio interno del palacio
Gracias a que tenía la tarjeta me salté la fila y entré directamente al Patio de Ceremonias, no sin antes pasar por otro control de seguridad. Aquí empezó la verdadera experiencia de recorrer uno de los lugares más impresionantes en los que he estado, no sólo por su belleza arquitectónica sino también por todos los tesoros que encierra, definitivamente un lugar para sorprenderse.

Patio de ceremonias Topkapi
Algunas visitantes musulmanas caminan por el patio del palacio

Los tesoros del Palacio de Topkapi

Lo primero que hice fue seguir el camino central hasta entrar por la llamada Puerta de la Felicidad. Dentro se encuentra el tercer patio en donde hay varios edificios más y están las colecciones de tesoros del imperio otomano separados en diferentes salones.

Puerta de la Felicidad
La Puerta de la Felicidad da acceso al tercer patio, donde están la mayoría de tesoros
La sección del palacio que más me impresionó fue definitivamente la sala de los tesoros sagrados, un lugar en donde está prohibido tomar fotos dado que los objetos que ahí se encuentran tienen un valor religioso incalculable (aunque más abajo les dejo una cortesía de TripAdvisor). Encontrar cosas como la vara con la que Moisés abrió el Mar Rojo, la espada de David, un turbante de José, restos de Mahoma y objetos islámicos sagrados sacados de La Meca en un sólo lugar es definitivamente algo que marca un antes y después en el viaje.

En los otros salones de tesoros se pueden ver objetos como el que al parecer es el tercer diamante más grande del mundo y la Daga de Topkapi la cual tiene incrustaciones de diamantes y esmeraldas. ¡Impresionante!

This photo of Topkapi Palace is courtesy of TripAdvisor

La imponente arquitectura del imperio otomano

Ya después de haber visto los tesoros sentía que no había nada más que pudiera sorprenderme, sin embargo estaba equivocado. Recorriendo todas las demás áreas del palacio descubrí una impresionante arquitectura llena de colores y detalles a la cual nos tienen acostumbrados los países musulmanes, en completa armonía con el agua y los jardines alrededor. Las imágenes a continuación hablan más que mil palabras.

Sala del Palacio de Topkapi
Los mosaicos y la gran cantidad de detalles caracterizan a la arquitectura islámica
Fuente Palacio Topkapi
Una pequeña fuente de forma curiosa decora el centro de uno de las áreas abiertas
Fuente Palacio Topkapi
En las culturas islámicas es común encontrar la búsqueda de la armonía con el flujo del agua

El Harem del Topkapi Sarayi

El Harem es una de las secciones que más llaman la atención a los visitantes, y con toda la razón. Para entrar tienes que pagar una entrada adicional a menos que tengas la tarjeta Museum pass. Una vez adentro se pasa por lo que parecería un laberinto que te lleva a salas llenas de los lujos a los que estaban acostumbrados sus ocupantes.

Si eres un amante de los mosaicos y de la arquitectura islámica en general, en este lugar te vas a volver loco con todos los detalles que puedes encontrar.  Cada habitación es más impresionante que la anterior. Los vitrales, los muebles, las alfombras y todos los objetos decorativos hacen honor a los que en el pasado eran los ocupantes del Harem, nada más y nada menos que el Sultán, sus esposas, sus hijos y familiares cercanos.

Harem Palacio Topkapi
Lámpara central en uno de los cuartos más amplios del Harem
Harem Palacio Topkapi
En el Harem se nota la gran cantidad de lujos a los que tenía acceso el Sultán y su familia 
Harem Palacio Topkapi
Cada cuarto contiene infinidad de detalles y cada uno tiene un significado

Saliendo del Harem te encuentras con una hermosa vista del Bósforo, desde donde se puede ver a la Torre Gálata sobresalir por encima de algunas casas de Estambul.

El Viajero Tricolor Estambul Palacio Topkapi
La Torre Gálata a lo lejos sobresale junto al Bósforo

Tips y recomendaciones para visitar el Palacio de Topkapi

  • Compra la tarjeta Museum Pass. Te ahorrarás las filas y además ahorrarás dinero al visitar los otros lugares turísticos de Estambul.
  • Trata de llegar temprano antes de que se llene demasiado de turistas. Cuando llegues dirígete a los lugares donde más se concentra la gente, las salas de los tesoros y el Harem, así luego le puedes dedicar más tiempo y con más calma a los demás lugares que no dejan de ser sorprendentes.
  • Si eres de los aficionados a las películas medievales y que cuentan historias de guerra como yo, no te pierdas el salón de armas y armaduras que está justo al lado de la Cámara del Consejo. Los otomanos usaban armamento y vestimenta completamente distintos a los de los demás imperios, lo que hace que sus objetos sean especialmente interesantes.
  • Si quieres saber dónde dormir en Estambul visita el post en donde te cuento cómo ahorrar durante tu visita.

¿Te gustó el Palacio? Espera a que lo veas por ti mismo. Si tienes alguna pregunta déjala en los comentarios, con gusto trataré de responderla. Si te gustó este post te invito a que lo compartas con todos aquellos a los que quieras inspirar y que te suscribas al blog. ¡Hasta la próxima y buen viaje! 

Anterior
Next Post »